"Loading..."

Agency

3 factores clave en la organización de eventos

3 factores clave en la organización de eventos

Dirigirse a las personas es la base y el fin del mundo de los eventos. Entendemos con ello, que los eventos tienen también que valorar la motivación de la gente que asiste al mismo. Existen dos tipos. Una motivación externa, que depende de diferentes factores como los incentivos, el premio, o incluso la obligación. Y por otro lado, una motivación interna, intrínseca y profunda. El primer tipo de motivación es muy importante, pero sin el segundo, el objetivo del evento no llegará a producirse.

Es por eso que, desde la organización del evento, hay que tener en cuenta las motivaciones internas que llevan al asistente a poner sus cinco sentidos en este acontecimiento. En este aspecto, son muy importantes los sentimientos y las emociones, los factores humanos.

Para conseguir llegar al interior del asistente, hay que tener en cuenta ciertos factores, como:

  • La necesidad de relacionarse: en los eventos multitudinarios es habitual encontrarse con gente algo aislada, sin compañía. A nadie le gusta esa sensación y para combatirla existen algunas iniciativas, como crear actividades formadas por grupos pequeños. Hacer que la gente conecte a través de sus hobbies o aficiones también contribuye a conocerse mejor. 
  • La libertad de la gente que asiste al evento: no exageramos cuando decimos que la libertad supone un bien muy preciado para el ser humano. Las personas odiamos cuando se nos obliga a algo, por ejemplo, a hacer alguna actividad. Para ello debemos llevar a cabo conductas que no afecten a la autonomía de las personas. Un buen método es ofrecer actividades a la carta, o dejar tiempo libre en el evento. También se puede proponer la realización de ciertas actividades y escuchar sus opiniones.
  • El valor de cada persona: a la gente le gusta sentirse valorada. Que vea que su opinión cuenta y que esta contribuye a hacer las cosas mejor. Desde la organización del evento, se deben llevar a cabo actividades orientadas a dar valor a la voz del asistente. Una buena manera es que, si hay intervenciones, el moderador valore las cualidades de la misma o comente algo de la labor del interviniente. También puede establecerse un objetivo común para el que todos los intervinientes colaboren y aporten ideas. Es importante saber que todos ellos son buenos en algo, así que no está de más valorar las capacidades personales de cada uno.
Compartir:

VISITA NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE AGENCY